Sin foto Elena Kühnel
10 nuevos coaches han finalizado el programa superior de Kühnel

Nuestro Programa de Coaching Profesional ha llegado a su fin y su directora técnica nos cuenta lo que han supuesto estos intensos meses de aprendizaje.

Nuestro Programa Superior de Coaching Profesional ha llegado a su fin y su directora técnica, Élida Peñalver, ha escrito un artículo para contar lo que han supuesto estos intensos meses de aprendizaje. ¡Enhorabuena a los 10 alumnos!

Este fin de semana ha terminado el Programa Superior de Coaching Profesional que dirijo en Künhel Escuela de Negocios en Zaragoza. Tras 10 intensos módulos, el curso ha llegado a su fin.

Si me sigues, sabrás que este curso, les da los conocimientos y las herramientas para hacer Buen Coaching; ¡¡los alumnos han aprendido bien a hacer Coaching!! Nuestra sociedad tiene a 10 coaches nuevos que harán Coaching del de verdad. Ese que devuelve el poder al Coachee, porque es él quien encuentra sus propias respuestas; ese que hace que, además de conseguir el objetivo que se planteó al comienzo del proceso, consigue más objetivos, porque el Coachee ha cambiado pensamientos que le estaban limitando, porque ha alineado bien sus valores, etc.

Pero este curso también implica que los alumnos pasan por un proceso de Auto-conocimiento y de limpieza enorme. Porque una buena sesión de Coaching se produce cuando el coach no mete nunca sus propios pensamientos y así realiza la escucha 360º, escucha total. Para conseguirlo, el coach tiene que ir limpio total a las sesiones de Coaching. Y mis alumnos se han limpiado muchísimo durante el curso. Y ahora son más plenos, más poderosos, más conectados con sus valores. Y, sobre todo, ahora han descubierto su IDENTIDAD plena, aquella que les muestra la Misión a la que están llamados.

En este último módulo han aprendido a trabajar a niveles más profundos de la persona, a nivel de identidad. Han aprendido a diferenciar entre nuestras múltiples personalidades (máscaras que nos ponemos para afrontar ciertos momentos de nuestra vida) de nuestra identidad plena. Esa que está desde el minuto cero de nuestra existencia (desde la concepción) y que estará en nosotros hasta el último segundo de vida. Esa identidad es a que nos muestra nuestra misión. Todos venimos a este mundo con una misión,… ¡¡qué pena me da pensar que la gran mayoría de las personas ni siquiera se la plantean!!

Me siento una privilegiada por haber acompañado en el descubrimiento de su esencia a estos alumnos. Diez personas que ahora brillan. Y que ahora están ayudando a otros a brillar. Gracias Cris, Laura T., Ruth, Laura V., María José, Inma, Maite, Saúl, Marianela y Atnana. Gracias por ser como sois.

Siempre lo digo, pero… ¡¡me encanta mi trabajo!!

El curso terminó con una sorpresa. Un pequeño regalo que quise hacer a los nuevos coaches. Vinieron alumnos de los años anteriores y les contaron su experiencia, lo que aprendieron durante el curso y después. Me apasiona ver el camino a largo plazo de los antiguos alumnos. Les recuerdo el primer día de su curso y los veo hoy, brillando. Gracias Ana Cristina, Alberto, Miguel Ángel, Adriana, Fran y Jorge.

¡Gracias alumnos de la séptima promoción! ¡Os llevaré toda mi vida en mi corazón!