7 recomendaciones para aprender a estudiar

7 recomendaciones para aprender a estudiar

¿Te cuesta concentrarte delante de los apuntes? ¿No eres capaz de memorizar los puntos más relevantes de un temario? ¿Te gustaría aprender a estudiar?

¿Te cuesta concentrarte delante de los apuntes? ¿No eres capaz de memorizar los puntos más relevantes de un temario? ¿Te gustaría aprender a estudiar? Tanto si llevas muchos años estudiando como si has retomado tus estudios recientemente con algún posgrado o máster especializado, desde Kühnel, queremos darte las siete claves para aprender a estudiar de forma eficaz y sin esfuerzo.

Planifica el estudio en tu agenda. Antes de aprender a estudiar, lo más importante es que preveas cuánto tiempo te costará memorizar todo el contenido que entra en la prueba o el examen al que vayas a presentarte. De esta forma, podrás anotar en tu agenda los momentos dedicados al estudio para compatibilizarlos mejor con tu vida laboral y personal.

Utiliza siempre los mismos horarios para el estudio. Los hábitos son excelentes amigos de los estudiantes, así que te aconsejamos estudiar siempre a las mismas horas.

Organiza tus tareas y mantén tu lugar de estudio ordenado. La organización es básica y fundamental para aprender a estudiar. La organización te ayudará a crear un mapa mental que te permitirá estar alerta y reaccionar ante los imprevistos con mayor capacidad.

Metas realizables. Aprender a estudiar pasa primero por conocer tu capacidad de estudio. ¿Sabes cuántas horas te cuesta memorizar un listado? ¿Hacer un trabajo de cinco folios? Obviamente, todo es muy relativo, pero a medida que vayas profundizando en materia, aprenderás a ponerte metas realizables según tu capacidad de estudio y, finalmente, aprender a estudiar.

Atiende en clase. No hay excusas. Por muy agobiante que esté siendo tu día, si acudes a una clase, debes atender al profesor y tomar apuntes de lo que nos cuenta. Te garantizamos que este esfuerzo diario te ayudará a asimilar los conceptos cuando te sientes delante de los apuntes. Y en caso de que te hayas apuntado a un programa online, revisa las clases magistrales grabadas antes de ponerte a hincar codos. Te ayudará a crear un mapa mental de la lección.

Lee atentamente lo que debes estudiar. La lectura de los temas debe ser pausada y reflexiva, interiorizando lo que se cuenta. Esta es la primera regla que debes poner en práctica si quieres aprender a estudiar.

Escoge el método de estudio que se adapte mejor a ti. ¿De qué forma percibes la mayor parte de la información? Conocer este dato, te permitirá escoger el método de estudio más eficaz para aprender a estudiar. ¿Eres auditivo? Repite la lección en voz alta y atiende a tu profesor en clase. ¿Visual? Prueba con esquemas y mapas mentales. Y escribe mucho. ¿Cinestésico? Lo tuyo es poner en práctica lo que estudias. ¿Y si eres digital? Aprenderás por relación y comprensión. La lectura te llevará a comprender hechos que tu cabeza ordenará para que todo cobre sentido.

Ahora ya solo queda que pongas en práctica todas las recomendaciones que te hemos dado para aprender a estudiar. ¡Mucha suerte!