Sin foto Elena Kühnel
¿Cómo pueden ayudarte tus hobbies a encontrar trabajo?

Incluir las aficiones o hobbies en el currículum o en el perfil profesional de redes sociales puede ayudarte en la búsqueda de empleo.

Aunque te resulte extraño, los hobbies y las actividades que realizas fuera del entorno laboral dicen mucho más de lo que tú creías. Muchos reclutadores buscan en las redes sociales esos pequeños detalles más propios de nuestra vida personal, pero que dicen cómo somos. Por eso, es imprescindible que sepamos resaltar aquellos que pueden tener mayor interés de cara a encontrar un empleo.

Una lista de aficiones le dice al reclutador cómo de activa es esa persona. Alguien que realiza cursos, acude a exposiciones, se interesa por lo que le rodea será una persona con capacidad de adaptación al entorno y con mucha iniciativa, por ejemplo.

Pero, ¿qué aficiones son las más valoradas por las empresas? Lo primero de todo, si nos interesa postular por una organización concreta, es preciso conocer en profundidad su cultura corporativa y así poder resaltar aquellas aficiones que se complementen. De esta manera, nos estamos adaptando específicamente a la empresa por la que estamos interesados. Si, por el contrario, lo que queremos es nutrir las redes sociales o los perfiles profesionales de forma más general, aquí os mostramos algunas de esas aficiones que suelen valorar en las organizaciones. 

Viajar. Si te gusta viajar, es más posible que estés abierto a realizar estancias en otros países o que tengas conocimientos de otros idiomas. Esto es algo que interesa mucho a las multinacionales. 

Arte. Las personas interesadas por la cultura suelen proceder de un entorno socio-cultural medio-alto y pueden ser muy interesantes para una empresa de cara al conocimiento del entorno que nos rodea, la adaptación de nuestra empresa a la situación social y económica de un país es básica para su supervivencia.

 Cine y series de TV. Los amantes del cine suelen ser personas creativas y muy analíticas. Son capaces de analizar una situación y “destriparla” en cuestión de segundos. Nadie sabrá hacer un mejor resumen que un buen cinéfilo. Además, su mente es capaz de traducir toda información que le llega al lenguaje audiovisual que hoy reina.

Fotografía. La fotografía es una afición muy demandada para ciertos puestos de trabajo, sobre todo aquellos que tienen que ver con la comunicación y el marketing.

Literatura. Las personas que aman la lectura tienen una capacidad de expresión comunicativa altísima, sobre todo, a nivel escrito. Es imprescindible contar con alguien que sepa escribir de forma adecuada.

Deporte. El deporte sugiere siempre altas dosis de competitividad, capacidad de trabajo en equipo (en el caso del baloncesto, el fútbol, etc.), superación (atletismo, natación, etc.) o incluso valentía y afán de asumir nuevos retos (escalada, submarinismo, paracaidismo u otros deportes de riesgo)

Voluntariado. Demuestra la capacidad de trabajar por el bien común en pos de un objetivo también común, y que no estás preocupado únicamente por ti mismo. Preocuparse por los demás es una de las aficiones más valoradas en las empresas, ya que muchas de ellas cuentan con fundaciones que se encargan de los problemas sociales que nos rodean.

¿Y tú? ¿Qué aficiones incluirías en tu CV? ¿Cuáles destacarías en tus redes sociales? ¿Sabrías cómo incorporarlas? Si tienen dudas sobre este u otros aspectos a la hora de escribir tu CV o perfil profesional, puedes contactar con nuestros experto del departamento de Orientación y Empleo.