Sin foto Elena Kühnel
Comportamiento ético y profesional en la empresa

El comportamiento ético es una competencia que nos permite sentirnos alineados entre vida profesional y personal, también nos ayuda a crecer en la empresa.

¿Por qué es tan importante mantener un comportamiento ético en el trabajo? ¿Qué trascendencia tiene en nuestra vida? ¿Y en la carrera profesional? Comportarnos éticamente en nuestro puesto de trabajo no sólo es prioritario para poder sentirnos alineados entre nuestra vida profesional y personal, también nos ayudará a crecer en nuestra empresa. Pero… ¿a qué nos referimos cuando hablamos de comportamiento ético?

Respetar a compañeros, clientes y proveedores. El respeto es básico en cualquier relación interpersonal, pero mucho más en un entorno profesional. No debemos perder los nervios, ni faltar al respeto. ¡Ojo! Esto tampoco significa quedarse callado cuando se debe exigir un determinado comportamiento o cuando hay que quejarse porque no se está obteniendo el servicio por el que se ha pagado. Hay que respetar sin que se nos suban a la chepa. Mucho cuidado sobre todo con la forma en la que se expone el problema, la petición o la queja. La amabilidad debe primar dejando a un lado la amenaza.

Honestidad. La sinceridad es básica para que nuestros clientes lleguen a nosotros. Estamos acostumbrados a leer y escuchar preciosas cifras y altos porcentajes relacionados con el éxito de una compañía. Y muchas veces nos preguntamos hasta qué punto serán reales las estadísticas que se publican. Obviamente, no tiene sentido que la empresa saque a relucir sus puntos débiles, pero aquella información que vea la luz debe ser real. La honestidad con nuestro cliente será la clave del éxito. Sé sincero también con los proveedores a la hora de definir las necesidades y las carencias o posibilidades de actuación de la empresa. Es la única forma de que estos te ayuden a crecer.

Actúa de acuerdo a tus valores. No hay nada peor que un empleado que no actúa como lo haría fuera de la oficina. Si en la atmosfera privada, te comportas de acuerdo a unos criterios o valores, no tienes por qué dejar de tenerlos como referente en el trabajo. Somos personas fuera y dentro del trabajo, así que cuando debas relacionarte con tus semejantes, procura tratarles tal y como lo harías si estuvieras fuera del entorno de trabajo. No sólo te sentirás mucho mejor, también te reconocerán como una persona íntegra y con valores. ¿Quién no querrá trabajar contigo? ¿Quién no se fiará de tu palabra?

El comportamiento ético en la empresa es una competencia básica para todo aquel que desee trabajar en el área de marketing y ventas, comunicación, así como para aquellos que gestionen y administren las empresas