Sin foto Elena Kühnel
Diferenciarse para alcanzar el éxito

En un momento en el que tenemos a nuestro alcance prácticamente todo lo que podemos querer, crear algo único pasa a ser el planteamiento.

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la fórmula secreta que consigue que las grandes marcas se sitúen como líderes? La clave para que algo destaque en un mercado cada vez más saturado de productos similares, es hacerlo sorprendente, porque algo extraordinario no se puede volver invisible. 

En un momento en el que tenemos a nuestro alcance prácticamente todo lo que podemos querer, crear algo en lo que merezca la pena invertir el tiempo pasa a ser el planteamiento para lograr que los consumidores se fijen en nuestro producto. Seguro que hay algo que puede hacernos destacar ante la competencia y que permite a los consumidores recordarnos. Hay que dejar muy claro en qué somos mejores, porque seguro que hay algo que nosotros hacemos y los demás no.

Seguro que has oído hablar de las 4P del marketing mix (producto, precio, promoción y distribución). Pues bien, has de saber que en realidad hay alguna más. Sin embargo, si trabajamos bien al menos estas cuatro, estamos en el buen camino. Es necesario buscar el nexo de unión, el hilo conductor de lo que vamos a contar para que todo nuestro mensaje siga una misma línea. En la coherencia y sentido de nuestra filosofía reside el éxito.

Un tema novedoso no aburre al consumidor porque es diferente. Como hemos comentado, en un mercado saturado de ofertas similares, conseguir encontrar la diferencia en lo que nosotros ofrecemos significa que estamos alcanzando nuestros objetivos. Debemos posicionarnos en el mercado para dejar claro quiénes somos y hacia dónde vamos. 

Una persona inquieta que siente pasión por lo que hace, está predispuesta a crear algo especial. Además, sentir pasión por algo implica que el esfuerzo no suponga una dificultad añadida. Conoce tus debilidades y transfórmalas en fortalezas, porque esta no tiene por qué suponer una limitación.

Elaborar nuevas ideas y lanzarse a llevarlas a cabo es la forma de crear cosas realmente increíbles. Eso es lo que diferencia a las personas que tienen actitud emprendedora. Para ello, debemos focalizar todo lo que construimos y apostar por una difusión mucho más concreta. Hay que conseguir dibujar el perfil de nuestro público objetivo de la forma más certera posible y centrar nuestros esfuerzos en llegar a ellos. Para esto es imprescindible saber comunicar lo que hacemos, porque si no conseguimos llegar a nuestro público objetivo, nuestra diferenciación se queda en el camino.

¿Estás preparado para diferenciar un producto? ¿Conoces qué lo hace diferente? Lánzate al mundo del marketing y la comunicación con nosotros y esto no te supondrá un esfuerzo. Y si te apasiona el ámbito digital, conoce nuestro Máster en Digital Business.