Sin foto Elena Kühnel
Fotos de carnet, selfies y otras imágenes que nos identifican

Aprende cómo deben ser las fotografías del curriculum y de redes sociales para que te abran la puerta de tu siguiente trabajo

Una imagen vale más que mil palabras. Al menos, eso es lo que promueve este tradicional dicho que tiene una buena difusión en el imaginario colectivo… ¿Será verdad que una fotografía lo dice todo sobre nosotros? Todo, todo… quizás, no; pero lo cierto es que las primeras impresiones son esenciales para que nuestra imagen quede asociada a una determina actitud y forma de ser.

Actualmente, la fotografía está de moda.  Internet, las redes sociales y los perfiles han propiciado el boom de la imagen. Pero… ¿sabemos realmente cómo deben ser esas fotografías que nos están avalando como profesionales?

En primer lugar, nos centraremos en la fotografía del currículum.

Seriedad. Lo mejor en este caso es poner una fotografía tipo carné, en la que muestres tu lado más profesional.

Sonrisa. Ser serio y profesional no está reñido con mostrar la mejor de nuestras sonrisas.

Ropa. Lo ideal es que la fotografía se corte a la altura de los hombros. Por ese motivo, es importante que prestes atención a tu vestimenta. Para los chicos, traje, camisa y corbata. Para las chicas, una camisa o blusa de manga corta o tres cuartos será la mejor opción. Elige colores como el negro, gris marengo, blanco, azul marino, azul claro, morado, aguamarina, etc. Intenta evitar colores tan chillones como el amarillo, naranja o rojo.

Fondo. El fondo de la fotografía debe ser neutro (blanco, beige, crema, etc) para que resalte tus rasgos.

Complementos. Unos pendientes discretos pueden dar un toque profesional, cuidado, pero evita las joyas o bisutería que llame mucho la atención o que tenga mucho brillo.

Peinado. El pelo mejor suelto (si lo tienes largo) o con un recogido sencillo (coleta, pasador, pinza)… Los moños, las trenzas y las crestas, mejor déjalas para el fin de semana…

 

Y con la fotografía de los perfiles de redes sociales profesionales, ¿qué se debe hacer? ¿Se siguen las mismas pautas arriba indicadas? Las fotos que se cuelgan en los perfiles de las redes sociales admiten que se rompan las normas.

La sonrisa sigue siendo el mejor recurso. Sonríe, sonríe y vuelve a sonreír.  Darás mucha confianza a quien vea tu foto.

Ropa. Un outfit casual puede ser una buena opción y aportar algún color más alegre.

Fondo. Dale un toque más personalizado. Ahora, ni se te ocurra colocar la fotografía que te hiciste en el bar el pasado fin de semana, y cuidado con los espejos o las baldosas de las paredes de casa. Puedes optar por hacértela en tu lugar de trabajo, en el despacho de casa o en un parque o ambiente natural.

Originalidad. Si tu profesión va a ligada a la creatividad, como puede ser el caso de aquellas personas que se dedican al mundo artístico, el marketing, la producción audiovisual, los nuevos ambientes digitales, una opción muy interesante es aportar originalidad para mostrar esa faceta o competencia.

Usa la misma imagen en todas las redes sociales. De esta manera, los reclutadores y profesionales de recursos humanos podrán asociar  tus diferentes perfiles.