Sin foto Elena Kühnel
Interesante jornada en torno a la transformación digital y la ciberseguridad

Interesante debate sobre tansformación digital y ciberseguridad con David Vivancos y Paloma Llaneza en la sede de Kühnel de Madrid

El pasado 25 de Enero Kühnel Escuela de Negocios celebró la jornada “Personas, transformación digital y ciberseguridad”. En la sala de conferencias del Centro Universitario Villanueva, Paloma Llaneza (@PalomaLLaneza) y David Vivancos (@VivancosDavid), moderados por Fran García Cabello (@frangcabello), hablaron sobre el nuevo mundo digital en el que vivimos desde ópticas distintas y complementarias.

Bajo la premisa “hay que darle valor a la transformación digital” introducida por el moderador nada más empezar, David Vivancos explicó las claves a tener en cuenta si se quiere llevar a cabo un proceso adecuado de transformación. Habló de las startups y de cómo debemos aprender de su forma de trabajar. Puso ejemplos de pequeñas empresas que han logrado innovaciones disruptivas gracias a la asunción de riesgos en su manera de pensar y actuar. Para transformarse digitalmente las grandes empresas deben aprender esa cultura y trasladarla al intraemprendimiento.

David también nos habló de la importancia del uso correcto de los datos, cuya fuente hoy en día va mucho más allá de las personas, así como de la necesidad de entender el concepto de digitalización que a su entender “va mucho más allá de vender por internet”. Para finalizar, abordó cuestiones relacionadas con la evolución de la Inteligencia Artificial, muy relevante en los últimos tres años. Mostró su convencimiento de que las máquinas reemplazarán a las personas en los trabajos, siendo la automatización una clave de la transformación digital.

Tras la intervención de David, Paloma empezó la suya con una pregunta: “¿Están preparados para lo que se nos viene encima?”. Durante los primeros minutos la abogada hizo un repaso a situaciones reales relacionadas con problemas de ciberseguridad, como el ataque de denegación de servicio ocurrido hace unos meses y que impidió el acceso a las webs más visitadas durante muchas horas. Situó los datos personales como el eje de los incidentes en ciberseguridad, explicándonos que los datos se llegan a vender en el mercado negro varias veces, hasta que finalmente son los propios “hackers” los que descubren ese uso como prueba de fuerza.

Tras la introducción, Paloma explicó que son las personas y no la tecnología las que generan el mayor riesgo en ciberseguridad: “Los seres humanos somos el mayor vector de ataque de la seguridad”. Y situó al aprendizaje y la formación de criterio de los equipos como la primera medida para mitigar los riesgos. El denominado BYOD (Bring Your Own Device o “trae tu propio dispositivo”) debe pasar a ser Bring Your Own Behaviour (BYOB), es decir, sé consciente de los riesgos que corres y compórtate adecuadamente. Para ello, es totalmente necesario que las personas estén debidamente formadas en estas materias y que la empresa haya contemplado los ciberriesgos en todos sus ámbitos. Finalizó con toda una declaración: “Creo que ya he dado el suficiente miedo”.

Tras las dos intervenciones se inició un turno de preguntas muy animado. David Vivancos reconoció que si bien existían riesgos, la Inteligencia Artificial iba a ser de gran ayuda en aspectos relacionados con la seguridad. También se atrevió a afirmar que si bien no veía una burbuja en tecnología, si la veía en emprendimiento. Y aconsejó fomentar la capacidad de autoaprender como un principio básico del intraemprendedor, punto de partida de la transformación digital. Por su parte, Paloma afirmó que en España se contaba ya con profesionales en seguridad de un nivel muy alto, pero que seguían faltando. Dio, además, unos consejos básicos de seguridad como evitar las cadenas de email de riesgo, navegar por sitios de riesgo y emplear herramientas de cifrado de la información.

El turno de preguntas finalizó con una cuestión abierta, con disparidad de opiniones: "¿Es la regulación un freno a la innovación?" Tras ésta, Fran Garcia Cabello concluyó la jornada y nos emplazó a todos a tomarnos algo juntos para poder charlar de forma más distendida y hacer un poco de “networking”.