Sin foto Elena Kühnel
Kühnel y Carlos Andreu participan en una jornada motivacional para colaboradores del Real Zaragoza

Jornada profesional con Carlos Andreu para directivos de las empresas colaboradoras del Real Zaragoza

Kühnel Escuela de Negocios ha participado esta mañana en la organización de una jornada profesional dirigida a directivos de empresas colaboradoras con el Real Zaragoza y realizada en las instalaciones del club deportivo. La charla motivacional ha sido impartida por Carlos Andreu y tenía el claro objetivo de remover las conciencias de los participantes para que se cuestionaran cómo ejercían su liderazgo e inculcarles la importancia de fomentar las destrezas y habilidades de los equipos de trabajo de los que están al mando. 

Carlos Andreu sostiene en su análisis del entorno empresarial que una de las tareas más arduas para un profesional es la gestión de personas, tanto equipos de trabajo como clientes o proveedores. Como comenta Andreu, “Con frecuencia nos encontramos personas, muchas con bastantes años de experiencia, que afrontan una y otra vez los mismos problemas: mala comunicación, conflictos interpersonales, bolsas de ineficiencia, baja motivación… Y también con frecuencia oímos: ‘Es que en este equipo falta química’, ‘Es que con este cliente no me llevo’, etc. Estos profesionales dan a entender que el éxito de nuestra relaciones con los demás se debe a causas fuera de nuestro control. ¿Se imaginan a un director financiero diciendo ‘Es que no hay química entre el banco y yo’?”

Con esta ponencia, Andreu ha querido poner el foco en la raíz. Está totalmente contrastado que el éxito en la vida de una persona depende de unas pocas variables, básicamente tres: la satisfacción personal, la actitud mental positiva y el autoconocimiento. 

En esta sesión, hemos querido mostrar a los asistentes cuáles son esas competencias innatas (autoconocimiento) que cada uno de nosotros posee, ya que si nuestro desarrollo profesional encaja con esas competencias, desarrollaremos en nuestro trabajo “el papel para el que estamos diseñados”. Y eso, sin duda alguna, es una de las bases para la felicidad.

Mediante la realización de un sencillo test DiSC los asistentes han sido capaces al final de la sesión de:

- Mejorar sus conocimientos sobre sí mismos y los que están a su alrededor.

- Diseñar un plan de acción para desarrollar sus áreas de mejora

- Mejorar la comunicación con su entorno

- Optimizar las tareas y responsabilidades de sus equipos de trabajo evitando roces y conflictos

Los miles de directivos que han asistido a los seminarios de Carlos Andreu o que han dejado en sus manos el desarrollo de algunas de sus competencias, saben que la metodología y el estilo de trabajo que utiliza se basan en una constante transmisión de energía y sensaciones positivas hacia los asistentes, de forma que se crea un vínculo muy especial con los mismos. 

Su lema de que las ideas hay que ‘creerlas para verlas’ y su especial interés en que los asistentes visualicen sus conceptos, hace que se compartan sentimientos, emociones y sensaciones. Todo ello de forma interactiva con ejercicios y dinámicas, utilizando vídeos, anécdotas, casos prácticos, planes de mejora personal...