Sin foto Elena Kühnel
Lovemarks, ¿sientes pasión por la

El término lovemarks explica cómo una empresa atrae al consumidor a través de los sentidos, combinando dos términos aparentemente incompatibles, marca y amor.

Hoy en día estamos más que acostumbrados a sentir pasión por nuestras marcas favoritas, ya que convivimos con ellas y nos han acompañado en los mejores momentos de nuestra vida. Sin embargo, esta concepción es relativamente nueva.

Hace algo más de diez años, Kevin Roberts revolucionó el mundo del marketing al introducir un nuevo concepto: lovemarks. Este término explica cómo una empresa logra atraer al consumidor a través de los sentidos, combinando dos términos aparentemente incompatibles, marca y amor.

 Las emociones cumplen un papel fundamental en cuanto a la toma de decisiones de compra, porque se ha demostrado que es lo que verdaderamente mueve a la mayoría de seres humanos. ¿Qué nos condiciona a amar una marca? Muchas de ellas nos han acompañado siempre, algo que nos incita a relacionarlas con momentos vividos.

Aquí empieza el debate, ¿por qué comprar Coca-Cola o Pepsi? En principio son dos productos muy similares. Coca-Cola se ha empeñado tanto en que la identifiquemos con la felicidad, que logra hacernos sentir así. Construyen un lazo emocional tan profundo que genera una gran fidelidad, hasta el punto de hacernos perdonar sus fallos empresariales o hacer que celebremos sus logros.

Algunas marcas como Coca-Cola, Apple o The Walt Disney Company nos emocionan, nos inspiran y nos transportan a lugares insólitos. Nos han acompañado siempre y sólo por eso les guardamos especial cariño. Y es que todas las grandes marcas se han ganado el respeto del consumidor con cuidado y dedicación, no es algo que se cree de un día para otro. Por tanto, las lovemarks van más allá del mero producto.

En muchos casos los clientes pasan a ser auténticos prescriptores. Es el caso de los amantes de Apple que aguantan infinidad de horas para adquirir el primer Iphone, o los consumidores recelosos que rescatan antiguos productos del baúl de los recuerdos, como podrían ser las antiguas Kodak de carrete.

No debemos olvidar la influencia que tienen actualmente las redes sociales y cómo estas siguen revolucionando la forma de actuar de las marcas. Un medio de comunicación a través del cual marcas y clientes pueden tener una relación directa que les permite interactuar en tiempo real.

Si te apasiona el mundo del marketing, ¿A qué esperas? En Kühnel Escuela de Negocios te enseñaremos cómo funciona en profundidad el concepto de lovemarks. Infórmate acerca de nuestro Máster en Marketing y Comunicación Digital y nuestro Máster en Digital Business.