Sin foto Elena Kühnel
Ocho sencillos pasos para redactar un currículum

Aprende a redactar un currículum en ocho sencillos pasos recomendados por especialistas de RRHH de Kühnel y que te mostramos en el siguiente post

Es cierto que la creatividad a la hora de mostrar nuestro currículum es básica para destacar en una entrevista y proceso de selección. Sin embargo, no siempre es la base del éxito. La creatividad es fantástica si opera como añadido a un currículum bien estructurado y enfocado al puesto de trabajo por el que se apuesta.

Nuestros expertos del departamento de Carreras Profesionales  nos darán unos sencillos pasos para organizar la información de la forma más convincente.

Primero, lo que la empresa requiera. Se trata de una de las preguntas más habituales cuando comenzamos a redactar un currículum. Y una vez que he puesto mis datos personales, ¿empiezo por la formación o por la experiencia? Pues bien, eso depende mucho. Si nunca has trabajado en el campo al que está sujeta la oferta laboral, es mejor incluir la formación en primer lugar, y no olvidarse de la específica. La licenciatura es importante, pero si hemos hecho un curso de redes sociales recientemente y estamos aplicando para un puesto de marketing es recomendable que aparezca cuanto antes (sobre todo si la carrera que hemos hecho no tiene tanto que ver con el trabajo).

¿Qué debe aparecer sí o sí? A menudo, solemos preguntarnos qué datos personales, formativos y laborales debemos incluir en un currículum. Es hora de que salgas de dudas, allá vamos. Y asegúrate de seguir el orden que te proponemos.

Datos personales: Es importante que nos puedan localizar, así que lo primero que debes hacer cuando redactes tu currículum es añadir tu domicilio y ciudad de residencia actual, disponibilidad y movilidad geográfica. Fecha de nacimiento, teléfono y correo electrónico. También es interesante añadir si dispones de carnet de conducir o de vehículo propio, así como tus perfiles profesionales en las redes sociales (tu Linkedin o un blog, por ejemplo). Es importante que demuestres tus competencias digitales.

Formación: Es imprescindible incluir la titulación y escuela o universidad en la que lo has estudiado, además de la fecha o duración. Si has sacado muy buena nota en alguna asignatura o has participado en un proyecto final reseñable, inclúyelo.

Experiencia laboral: Si ya has trabajado en el sector, debes incluir el puesto de trabajo junto con el departamento, la empresa, funciones y responsabilidades, así como el período de tiempo en el que se ha estado ejerciendo ese trabajo. ¿Qué todavía no tienes experiencia en el sector? No te preocupes, todos empezamos así. ¡Seguro que has tenido trabajos esporádicos, prácticas o voluntariados! Todas esas actividades demuestran tu capacidad para desempeñar un puesto de trabajo. ¡Añádelo!

Competencias: ¿Conoces las competencias más demandadas? Trabajo en equipo, proactividad, liderazgo…  ¿Cuáles son tus habilidades a la hora de estudiar, hacer trabajos en grupo o relacionarte? Piensa y determina qué competencias de aquellas que posees se necesitan para el puesto de trabajo al que quieres optar.

Idiomas: Nivel de idiomas y titulación acreditativa, organismo y año.  Añade también experiencias en el extranjero, como intercambios, Erasmus, etc.

Otros datos de interés: Aprovecha y escribe en dos líneas qué tipo de trabajo o prácticas buscas y en qué sector. ¿Qué puedes aportar?