Sin foto Elena Kühnel
Os presentamos a las ganadoras del Mejor Proyecto Final de este año

Las alumnas de Kühnel Nuria, Marta, Ana y Carmen son las ganadoras del Mejor Proyecto Final de la promoción 2015-2016

Una multinacional hotelera acaba de adquirir recientemente en España 15 hoteles. ¿Sabríais poneros en la piel del departamento de Recursos Humanos para dar viabilidad a este proyecto? Esto es precisamente lo que se planteó a los alumnos del Máster en Gestión y Dirección de Recursos Humanos para la realización de su TFM. Nuria, Marta, Ana y Carmen se pusieron rápidamente manos a la obra. Y no perdieron el tiempo, porque tras unos cuantos meses de investigación y esfuerzo, se alzaron con el premio al Mejor Proyecto Final de la promoción 2015-2016.

Hemos querido hablar con ellas y esto es lo que nos han contado.

¿Qué hace diferente vuestro proyecto de máster?

Ana. No hemos visto el resto de proyectos, pero tal vez el factor diferencial sea la importancia que otorgábamos a las personas en nuestra organización. Fuimos conscientes de que sin ellas cualquier objetivo o propuesta que quisiéramos implantar no funcionaría, por lo que creamos un buen plan de comunicación interna para que los trabajadores conocieran perfectamente cuáles eran los objetivos de la organización y hacia dónde nos queríamos dirigir.

Nuria.  Hemos sabido integrar todas las asignaturas vistas y enlazar unas con otras siguiendo un hilo conductor (nuestro plan de acción), haciendo que fuera un trabajo fácil de leer, ¡qué incluso llegara a engancharte! Creo que hemos tenido siempre en cuenta a nuestros empleados y, pese a la situación que se nos planteaba, hemos tratado de transmitirles los cambios con una comunicación clara y transparente.

¿Cuál es el punto fuerte del proyecto?

Marta. Sin duda el trabajo en equipo, habernos puesto a trabajar en el proyecto en cuanto lo tuvimos en nuestras manos y tener en cuenta a las personas por encima de todo antes de tomar decisiones.

Nuria. Creo que nosotras mismas somos el punto fuerte, lo bien que nos entendimos y organizamos desde el principio. Hubo mucho trabajo de investigación, nos empapamos de la cultura de otras empresas e intentamos hacer un proyecto ameno y que fuera lo más real posible.

¿Cómo habéis hecho para la organización del trabajo?

Carmen. Nuestra predisposición a trabajar ha ayudado a que el reparto de tareas fuera muy sencillo. Además, desde que se nos planteó el trabajo hemos sido esponjas dentro y fuera del máster y hemos cogido ideas y las hemos adaptado al TFM. 

Marta. Hicimos un google docs para trabajar en común. Trabajamos juntas los primeros pasos del proyecto. Luego nos repartimos los temas que fueron quedando y quedábamos bastante a menudo, sobre todo al final. Mucho whatsapp, teléfono, y leer el trabajo individual de cada una aportando ideas cuando lo creíamos conveniente.  

¿Cómo fue la exposición? 

Carmen. Utilizamos un Power Point a través del cual mostramos a nuestros tutores que pasos habíamos tenido que dar (plan de acción) para alcanzar nuestros objetivos siendo fieles a nuestros valores, misión y visión de empresa.

Nuria. Ensayamos la exposición unas cuantas veces antes del gran momento, pero al final, estábamos tan preparadas y nos encontrábamos tan a gusto exponiendo este trabajo que tantas horas y quebraderos de cabeza nos había llevado, que pudimos incluso improvisar y añadir  información extra. Disfrutamos mucho tanto en la exposición como en su elaboración.

Entre tanto trabajo, ¿habéis podido tomaros un descanso?

Ana. La verdad que no, ha sido un verano bastante intenso. Después de salir de la empresa llegaba a casa y me ponía con el proyecto. Pero, bueno, ya ha pasado y el esfuerzo ha merecido la pena.

Nuria. La verdad es que poco. Me contrataron en la empresa donde estaba realizando la beca, así que reenganché una cosa con la otra. Estoy muy contenta por la oportunidad y queda claro que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Nuria, Marta, Ana y Carmen pasan así a formar parte de la lista de testimonios de alumnos Kühnel que gracias al esfuerzo y dedicación mantenido a lo largo del año han alcanzado la merecida recompensa.