Sin foto Elena Kühnel
Se buscan profesionales “digitalizados” que revolucionen las empresas

Entrevista a expertos de Hiberus sobre la adaptación de las empresas al mercado digital y las nuevas profesiones que se desarrollan en torno a las TIC

Las nuevas tecnologías han posibilitado el surgimiento de nuevos modelos de gestión de las empresas y nuevas profesiones. El marketing digital, el e-commerce o el experto en social media están ahora en boca de todos los empresarios, pero… ¿Estamos realmente preparados para el cambio? ¿Somos los trabajadores capaces de afrontar los nuevos retos y cubrir las necesidades de las empresas? ¿Tenemos la formación adecuada?

 

Marcos Latorre, Director del Área de Internet de Hiberus Tecnología, y Víctor Vidaller, Director de Captación y Gestión de Talento de la misma entidad, nos responden a los interrogantes más comunes acerca del desarrollo profesional y empresarial en estos tiempos "digitalizados".

 

Por si no lo sabes, Hiberus Tecnología es una empresa especializada en la consultoría y la prestación de servicios tecnológicos. Se trata de la compañía líder en tecnología del Valle del Ebro, referente en el mercado Español y en pleno proceso de expansión en el mercado latinoamericano. Junto a ellos, Kühnel Escuela de Negocios ha desarrollado el Máster en Digital Business cuyos contenidos están especialmente diseñados para afrontar los retos que el mercado digital implica. 

¡Disfrutad con la entrevista!

1. ¿Qué papel juegan las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el mundo empresarial?

Marcos Latorre (M.L.): El mundo empresarial no se entiende ya sin las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Todas las empresas son conocedoras de su importancia y están cambiando y diseñando sus estrategias de negocio teniendo en cuenta las nuevas tecnologías. El propio consumidor es el que está cambiado su forma de obtener información, de relacionarse con las empresas, de comprar o adquirir productos o servicios y, eso, ha hecho que las empresas estén cambiando su filosofía y sus estrategias hacia los nuevos canales digitales.

 2. Las empresas son conscientes del reto que tienen por delante, pero… ¿lo están consiguiendo? 

M.L.: Como siempre el problema es la velocidad, las empresas no van a la misma velocidad que los consumidores y eso ha provocado que las empresas tradicionales tengan que evolucionar y explorar nuevas opciones para seguir siendo competitivas en su sector. Incluso han aparecido nuevas empresas con modelos de negocio totalmente diferentes que se están haciendo con mercados antes inexistentes (hablo de los Booking, Blablacar, Amazon, Uber, Airbnb…). El resumen es que las TIC están cambiando las reglas del juego porque los consumidores tienen las herramientas para decidir jugar a otra cosa.

 

3. Las TIC experimentan una evolución imparable, ¿hacia dónde nos dirigimos?

M.L.: No se sabe a ciencia cierta hacia donde nos dirigimos, lo que está claro es que la omnicanalidad y todo lo que rodea a este nuevo concepto es un mundo todavía por explotar. Integrar los diferentes canales digitales para ofrecer a los consumidores nuevas experiencias de interacción con las compañías es uno de los objetivos de las principales empresas a nivel internacional. Todas las empresas tradicionales están explorando nuevas vías de interacción con los clientes para poder competir con empresas nacidas ya en el mundo digital y que han llegado proponiendo nuevos conceptos que están enganchando al consumidor. Todavía ninguna de ellas ha conseguido un modelo 100% de éxito aunque estoy seguro que no pararán hasta encontrarlo.

 

4. ¿Está preparada la empresa aragonesa para la denominada sociedad del conocimiento?

M.L.: El primer paso, que es darse cuenta de su importancia, ya se ha conseguido. Desde la propia administración pública y organismos de financiación se están apoyando iniciativas para la evolución tecnológica de las empresas y ellas poco a poco se están acostumbrando a contar en sus presupuestos con partidas para la explotación de los canales digitales, creando departamentos para la gestión de Internet como canal de captación, implantando proyectos de movilidad para el apoyo en procesos críticos, etc. Más que prepararse lo que están haciendo es incorporando perfiles preparados o contando con empresas especializadas que les ayudan a dar los pasos adecuados en esta evolución natural. Cada vez existe más formación especializada en los nuevos modelos de negocio basados en el mundo digital, como es el caso del Máster en Digital Business de Kühnel, y las personas que se están enfocando en este terreno son clave en la evolución de las empresas hacia modelos más competitivos.

5. ¿Qué profesiones han surgido en relación a las TIC? ¿Surgirán otras?

Víctor Vidaller (V.V.): La velocidad con la que avanzan las nuevas tecnologías y los modelos de negocio digitales hace que los perfiles más demandados el año pasado ni siquiera existiesen hace diez años. En este sentido, la sociedad se está preparando para empleos que no existen todavía y para consumir productos o servicios que no se han demandado anteriormente. Puestos como eCommerce Manager, Online Marketing Manager, Online Project Manager, Desarrolladores de aplicación móviles, Expertos en Big Data, Ingenieros de Software con visión de negocio… deberán ser capaces de liderar la estrategia digital de una compañía o de gestionar la puesta en marcha de un negocio electrónico. Youtuber, probador de videojuegos, piloto de drones son profesiones novedosas y revolucionarias. El tiempo dirá si han venido a quedarse o serán punto de partida para otras.

6. ¿Qué perfiles se están demando actualmente en las empresas para cubrir estas necesidades? 

V.V.: Ante todo se buscan personas apasionadas por su trabajo y proactivas en el aprendizaje, ya que el mundo cambia a una gran velocidad.  En este sector, los profesionales deben tener la capacidad de afrontar dificultades y retos sin precedentes con calma e ingenio. Dentro de un mundo con tantas posibilidades, es importante tener en cuenta la diferencia entre posible y rentable. Hoy en día, es importante que alguien sea capaz de crear valor añadido para el cliente y de fidelizar. A esto hay que sumar que competimos en un entorno global y es necesario flexibilidad para adaptarse rápidamente a nuevas modas o tendencias.

7. Desde hace ya unos años, los departamentos de Recursos Humanos ponen especial hincapié en las competencias y habilidades de los profesionales, ¿cuáles se están desarrollando en torno a las TIC? 

V.V.: Podemos identificar algunas habilidades y competencias transversales que son especialmente valiosas para aquellas personas que basan su valor diferencial en la innovación. La orientación al usuario es esencial. Es la capacidad empática hacia el usuario y te permite tener en cuenta los aspectos emocionales y sensitivos de los futuros consumidores de un producto. Por esta razón, los conocimientos sobre usabilidad y accesibilidad se tienen cada vez más en cuenta ya que en la mayor parte de los casos se busca que las personas puedan acceder a un producto o servicio con independencia de sus capacidades. 

Mostrar una predisposición positiva y una habilidad especial para integrarse en equipos con perfiles profesionales muy variados es también de gran importancia en este sector.

Otro factor clave es la actitud colaborativa, que está íntimamente ligada al hecho de compartir información y a formar parte de lo que ha venido a llamarse liderazgo distribuido. Teniendo en cuenta las limitaciones propias del ser humano considero que es tan importante la capacidad de asumir el liderazgo en ciertas fases de un proyecto, como el hecho de ceder protagonismo en otras etapas del mismo. Al fin y al cabo, un proyecto de éxito es la suma del talento de muchas personas. 

Para finalizar, destacaría la capacidad de prospectiva o habilidad de detectar o descubrir si existe algún desarrollo o idea en otro campo que pueda adaptarse a los problemas con los que se trata.

8. ¿Existe la brecha digital o es un mito?

M.L.: El mundo de las nuevas tecnologías y la comunicación es tan amplio y las empresas tienen tanta carencia de perfiles distintos que yo no creo que exista una brecha digital como tal. Con la formación y experiencia adecuada, cualquier persona es capaz de encontrar su sitio, más o menos tecnológico, donde aportar valor a las empresas utilizando los nuevos mecanismos y opciones que tenemos a nuestra disposición actualmente.